blog

Baby-Led Weaning: Todo lo que debes saber para iniciarte

En la actualidad lo prefieren los padres jóvenes que buscan una forma más natural y familiar de sustituir la leche materna por alimentos sólidos.

Este método, popularizado tras la publicación del libro Baby-Led Weaning,  se ha utilizado durante mucho tiempo en todo el mundo. ¿Y qué quiere decir baby-led weaning? Pues ni más ni menos que destete dirigido por el bebé. Aunque en realidad se trata de un tipo de alimentación complementaria que implica que bebés de seis meses coman solos. Esto es todo lo que debes saber para iniciarte en su práctica.

Los beneficios del baby-led weaning

En pocas palabras, el baby-led weaning significa saltarse los purés con cuchara y dejar que los bebés se alimenten con los dedos desde el principio, aproximadamente a los 6 meses de edad. Los beneficios pueden ser excelentes, ya que ayuda al desarrollo de la coordinación ojo-mano, las habilidades para masticar, la destreza y los hábitos alimenticios saludables. También ofrece a los bebés la oportunidad de explorar el sabor, la textura, el aroma y el color de una variedad amplia de alimentos.

Asimismo, les ayuda a aprender a dejar de comer cuando se sientan satisfechos. A los bebés que se alimentan por sí mismos no se les puede obligar a comer más de lo que necesitan, ya que se alimentan de forma independiente. Con la alimentación con cuchara, los padres pueden obligarlos a tomar un par de cucharadas más, incluso si el bebé está lleno. Si lo hacen con frecuencia, le enseñarán al bebé a comer de forma rutinaria más de lo que necesita y dejará de regular su ingesta de manera eficiente. Lo que puede dar lugar a problemas de sobrepeso en el futuro.

¿Cuándo debería comenzar el baby-led weaning? 

El bebé debe poder sentarse en una silla alta sin ayuda, tener fuerza en el cuello y poder mover la comida hacia la parte posterior de la boca con movimientos de la mandíbula. La mayoría de los niños sanos mayores de 6 meses son capaces de alimentarse por sí mismos; sin embargo, es posible que las habilidades de masticación no se desarrollen por completo hasta los 9 meses. 

Ten en cuenta, además, que la leche materna o la fórmula continuarán siendo la principal fuente de nutrición del bebé hasta que tenga entre 10 y 12 meses de edad. El baby-led weaning no los elimina.

Los mejores alimentos para empezar en el método

Lo mejor es empezar por un solo alimento a la vez, para detectar alergias. Algunos de los más adecuados son: plátano, aguacate, floretes de brócoli al vapor que puedan sostener por el rabo, gajos de manzana al horno sin la cáscara, carnes húmedas y desmenuzadas, salmón escalfado y en copos, pasta, tortillas cortadas en trozos o tiras de pollo. 

Las piezas de tamaño considerable (cortadas en tiras largas y delgadas, en forma de moneda o con un cortador ondulado) son las más fáciles de manejar para el bebé. Esto se debe a que muy pocos niños de 6 a 8 meses han dominado el agarre de pinza (pulgar e índice), por lo que tomarán los alimentos con toda la palma. Una vez que su bebé desarrolle este agarre en pinza, alrededor de los 8 o 9 meses, dale alimentos cortados en trozos pequeños, como trozos de mango maduro, legumbres cocidas, espinacas al vapor picadas y trozos de pasta.

Recuerda que la textura es clave. La comida que le des a tu bebé debe ser suave y fácil de aplastar con una presión suave entre el pulgar y el índice. Por ejemplo, debes cocinar al vapor frutas y verduras al comenzar con el método.

¿Quieres saber más sobre embarazo, parto y maternidad? Sigue leyendo nuestro blog.