blog

Pañales de tela vs pañales desechables, ¿cuáles son mejores?

Elegir el pañal adecuado para tu bebé entre la abrumadora cantidad de opciones que ofrece el mercado puede ser complicado. Para reducir un poco más las posibilidades, hemos elaborado esta lista de pros y contras en la batalla de los pañales de tela vs pañales desechables.

Pañales de tela vs pañales desechables: consideraciones previas

El deterioro del medio ambiente, del que todos dependemos, es una preocupación que se extiende día a día. Cada año, los padres tiran alrededor de tres mil millones de pañales desechables. Eso supone entre el 2 % y el 3 % de todos los desechos domésticos; lo que es mucho, sobre todo si consideramos que los pañales desechables tardan hasta 500 años en descomponerse.

Por otro lado, los pañales reutilizables pueden ser menos convenientes que los desechables si atendemos al tiempo que requiere su mantenimiento. Además, comprarlos supone una inversión inicial más alta.

Algunos padres y madres deciden mantenerse neutrales en la disyuntiva pañales de tela vs pañales desechables y utilizan ambos. Por ejemplo, los reutilizables en el día a día y los desechables en caso de viajes. Para que tú tomes tus decisiones con toda la información a tu disposición, te presentamos los pros y los contras de los pañales reutilizables y desechables.

Pañales de tela vs pañales desechables: la opción tela

Pros

  • Son mejores para el medio ambiente porque se reduce la cantidad de residuos domésticos de manera radical. 
  • Los pañales de tela se fabrican en una gran variedad de diseños, colores en tejidos suave y cierres fáciles, como velcro o broches.
  • Algunos pañales reutilizables vienen con una capa interior extraíble que puedes cambiar, por lo que no es necesario lavar todo el pañal a la vez. 
  • Los pañales de tela pueden resultar más baratos a largo plazo, puesto que pueden reutilizarse para futuros bebés o venderse. 
  • Es menos probable que los pañales de tela natural provoquen erupciones, ya que no utilizan productos químicos, tintes o plásticos agresivos.

Contras

  • Lavar y secar los pañales reutilizables de su bebé requiere tiempo y aumenta el gasto en electricidad. 
  • Pueden ser menos absorbentes que los desechables, por lo que es posible que debas cambiarlos con más frecuencia.
  • La inversión inicial en un juego completo de pañales de tela es alta.
  • A veces puede ser complicado encontrar ropa de bebé que se ajuste a los pañales de tela.
  • El uso de pañales de tela puede presentar problemas durante viajes largos y algunos tipos de vacaciones. 
  • Debes tener mucho cuidado al limpiarlos. Se recomienda que los pañales de tela se laven a 60 ° C.

Pañales de tela vs pañales desechables: la opción desechable

Pros

  • Algunos padres prefieren la comodidad de los pañales desechables, ya que no es necesario lavarlos ni secarlos. Son buenos para cuando no tienes acceso a una lavadora, por ejemplo, de vacaciones. 
  • Hay muchas marcas y tamaños de pañales desechables para elegir que se adaptan a stu presupuesto.
  • Están fácilmente disponibles en cualquier supermercado o tienda departamental y son fáciles de transportar ya que son delgados y livianos.
  • Inicialmente, los pañales desechables pueden resultar rentables.
  • Se cree que los pañales desechables absorben más que los pañales de tela.

Contras

  • Los pañales desechables suelen acabar en un vertedero, donde tardan mucho en descomponerse. 
  • La elección entre los diferentes tipos de pañales desechables puede resultar abrumadora. 
  • El coste de los pañales desechables aumenta con el tiempo.
  • Los pañales desechables pueden contener productos químicos agresivos y uno de los ingredientes absorbentes más comunes (poliacrilato de sodio) puede causar erupciones en el pañal. 
  • La mayoría de las personas no desechan correctamente los pañales; es decir, dejan la caca dentro del pañal y los tiran. Durante su descomposición, las heces liberan gas metano, que podría contribuir al efecto invernadero.

Sea cual sea el tipo de pañal que elijas, una cosa es segura: cambiarás muchos pañales. Y tu pequeño pasará mucho tiempo llevándolos. Así que, sea cual sea el que escojas, asegúrate de que se adaptan a él. Lo mismo que el resto del equipo que prepares para su llegada.

Otros artículos que te podrían interesar: