BLOG

Qué tipos de suturas se hacen en una cesárea

Existen diferentes formas para llevar a cabo el cierre de una cesárea; es decir, existen diferentes tipos de suturas para cesárea. Te lo explicamos a continuación.

No es la primera vez que hablamos de qué es una cesárea y cómo se realiza, así que ya sabes que se trata de una intervención que se caracteriza por la incisión que se practica en el abdomen de la madre, que llega hasta el útero. A través de ella se extrae al bebé. A continuación, se examina que el útero no contiene restos de placenta ni presenta desgarros y se procede a cerrar la incisión. 

Tipos de suturas de cesárea que se emplean en la actualidad

Grapas

Las grapas quirúrgicas se fabricaban sobre todo en plástico o titanio, aunque hoy en día también las hay biodegradables, con base de poliéster. Estas últimas son absorbibles, mientras que el médico debe retirar las primeras cuando la incisión ha curado.

El plazo para retirar las grapas varía entre unos pocos días o varias semanas, según el caso. Será más largo si ha habido alguna complicación durante el parto por cesárea o si la incisión es más grande por algún motivo. En una incisión vertical las grapas tardan más en quitarse que en una horizontal, que suele curar en torno a unos siete días.

La mayor ventaja de las grapas es que se colocan con gran rapidez, por lo que este tipo de sutura de cesárea resulta menos incómodo en un primer momento.

Sutura de cesárea mediante pegamento

El pegamento quirúrgico o cianocrilato se lleva usando menos tiempo que otros tipos de suturas de cesárea y, al igual que las grapas, se aplica con gran rapidez y resulta indoloro. El médico lo aplica por encima de la piel, sellando la herida. Con el paso del tiempo, a medida que se forma la cicatriz, se desprende solo.

Como ventaja adicional sobre las grapas, el sellado mediante pegamento protege la herida del polvo, las fibras y otros elementos externos que podrían infectarla. Pero su uso es más reciente que el de los demás métodos, así que no está disponible en todos los hospitales.

Tipos de sutura para cesárea tradicionales: los puntos

Sutura absorbible

Se llama sutura absorbible a aquella cuyos puntos se absorben por el cuerpo debido al material en que está fabricado el hilo. Se usa, por lo general, para coser el útero y las capas internas de la piel, ya que no se podrá acceder a ellas una vez suturado el exterior del abdomen. Lo que sucede es que el cuerpo trata el hilo como un elemento ajeno y el sistema inmunitarios se encarga de eliminarlo mediante una respuesta inflamatoria que, además, sella el tejido.

No se usa en el exterior porque puede dejar cicatrices más visibles. El tiempo de absorción de la sutura puede ir de varias semanas hasta algo más de un mes.

Sutura no absorbible

Estos puntos de sutura deben retirarse por el médico una vez que la herida ha curado. El tipo y el tamaño de la cicatriz que deja este tipo de sutura de cesárea depende de la técnica con la que se realice y de la habilidad del médico.

  • Sutura continua: un solo hilo se utiliza para realizar varios puntos. Es rápida y fuerte, pues el hilo recibe de manera uniforme la tensión. 
  • Sutura discontinua: para cerrar la herida se usan varios hilos, de tal manera que el hilo se corta y se anuda tras cada puntada. Es más laboriosa pero el resultado son puntadas cerradas. Además, si uno de los puntos se suelta, no afecta a los demás y la herida se mantiene cerrada.

Este tipo de puntos se retira pasadas unas dos semanas desde que la intervención tiene lugar.

Ahora que ya sabes qué tipos de suturas de cesárea existen, seguramente querrás saber más acerca de la cicatriz y de cómo cuidarla. Te recomendamos este artículo para solucionar todas tus dudas.

Más artículos que te podrían interesar