BLOG

¿Quieres saber cómo cuidar la piel en el embarazo? ¡Te lo contamos!

Cuidar la piel durante el embarazo es la mejor manera de ayudar a su recuperación después del parto. Aunque la dermis es muy elástica, lo cierto es que durante el periodo de gestación se ve sometida a un gran estrés, sobre todo en la zona del abdomen. No podemos asegurar que su aspecto será igual que antes de haber tenido un bebé, pero si sigues estos consejos, ayudarás a tu piel a recobrar tersura y podrás prevenir la aparición de estrías. Lo ideal, no obstante, es cuidar la piel siempre aunque durante el embarazo se extreme la atención.

Prevenir es la clave para una piel sana durante el embarazo

La gestación dura aproximadamente nueve meses y a lo largo de este tiempo asistimos a múltiples transformaciones tanto físicas como psicológicas. Los cambios hormonales, aunque de forma menos evidente, también afectan a nuestra piel. No solo pueden aparecer las temidas estrías, sino también erupciones, manchas, rojeces o acné. Aunque muchas de estas pequeñas afecciones no dependen de tus hábitos, sino de las transformaciones de tu cuerpo, conocer los motivos por los que aparecen puede indicarte qué hábitos evitar. Cuidar la piel durante el embarazo te servirá para tratar estas molestias estéticas y, sobre todo, para conseguir que la dermis se mantenga sana después del parto.

Cuidar la piel en el embarazo en 5 pasos

Hidratación frecuente

Hidratarse es importante en todas las etapas de la vida. Pero durante el embarazo este hábito es fundamental. La piel del abdomen sobre todo se estira durante los últimos meses. Para que vuelva a su estado anterior debemos mantenerla hidratada y bien nutrida. Las cremas ayudan pero la hidratación es vital. Haz del agua tu mejor refresco. Puedes aromatizarla con las frutas o especias que más te gusten. Las infusiones sin teína como el rooibos también son muy recomendables. 

Protección solar diaria

De nuevo, este es un consejo que deberíamos seguir a diario estemos embarazadas o no y, por supuesto, aplica también a los hombres: mantener la piel a salvo de los rayos nocivos del sol ayuda a prevenir afecciones de la piel graves, pero también la aparición de manchas y lunares. Los buenos protectores solares, además, te ayudarán a mantener la piel hidratada. 

Alimentación adecuada

Aliméntate correctamente, con productos frescos y saludables y tu piel te lo agradecerá antes, durante y después del embarazo. La fruta y las verduras a diario te aportarán, a ti y a tu bebé, numerosos nutrientes beneficiosos.

Ejercicio físico

El ejercicio físico no solo mejora la musculatura sino que genera endorfinas y las endorfinas provocan felicidad. Cuando somos felices comemos mejor, nos sentimos mejor y nos resulta más fácil cuidarnos. La piel también se beneficia de ello.

Productos cosméticos específicos

La cosmética es tu aliada en todas las rutinas del cuidado de la piel durante el embarazo. Consulta con tu médico y evita los productos que contengan componentes contraindicados. Usa a diario cremas especialmente formuladas para evitar la aparición de estrías o aceites naturales para mantener la barrera lipídica de la piel en óptimas condiciones.